El siguiente artículo es un fragmento del primer capítulo de Libro Blanco del e-Learning, escrito por el Director General del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)- Gerardo Gutiérrez Ardoy y por la Jefa de Área de Seguimiento y Control de la Subdirección General de Políticas Activas de Empleo del SEPE – Belén Rebollo Moral.*

Formando parte de las políticas activas de empleo, el sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral constituye un instrumento esencial para adquirir, acrecentar y actualizar las competencias y cualificaciones profesionales de los trabajadores en consonancia con las necesidades del mundo productivo y, de esta manera, mejorar las posibilidades de acceso al empleo, por cuenta ajena o propia, de las personas desempleadas, así como el mantenimiento del empleo y la promoción profesional de las personas ocupadas, lo que a nadie escapa, contribuye de manera decisiva al crecimiento económico, al incremento de la competitividad empresarial y en definitiva, a la reducción del desempleo.

El conjunto de las iniciativas que conforman este sistema, y las acciones de formación a través de las que se llevan a cabo, se encuentran reguladas en la actualidad en la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, y en su reglamento de desarrollo, el Real Decreto 694/2017, de 3 de julio.

Las acciones formativas en todas las iniciativas de formación profesional para el empleo para personas trabajadoras ocupadas y desempleadas, excepto las dirigidas a la formación programada por las empresas para sus trabajadores, están referenciadas a la oferta de formación formal y no formal que se incluye en el Catálogo de Especialidades Formativas (que se regula en la Orden TMS/283/2019, de 12 de marzo).

Constituyen la oferta de formación formal las especialidades formativas que conducen a la obtención de certificados de profesionalidad. El resto de especialidades del Catálogo no vinculadas a tales certificados configuran la oferta de formación no formal.

Cada especialidad formativa está referida a un conjunto de competencias profesionales, se estructura en módulos formativos, está adscrita a una familia y área profesional, y tiene asignado un nivel de cualificación (niveles 1, 2, 3, 4 y 5).

Las disposiciones normativas citadas precisan las tres modalidades de impartición a través de las que ha de desarrollarse la formación profesional para el empleo, a saber, presencial, teleformación y mixta.

Sin perjuicio de las competencias de ejecución de las comunidades autónomas, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) como organismo autónomo de la Administración General del Estado encargado de la ordenación, desarrollo y seguimiento de los programas y medidas de la política de empleo, ha desplegado a lo largo de esta década una estrategia de impulso y consolidación de la teleformación como modalidad de impartición de la formación, formal y no formal, para el empleo.

Con esta finalidad, estas son las principales actuaciones acometidas por el Servicio Público de Empleo Estatal respecto de la modalidad de teleformación:

■ La definición de un modelo de formación mediante teleformación asentado en tres dimensiones (tecnológica, pedagógica y organizativa) y en una estrategia formativa que combina sesiones virtuales y presenciales (materializadas, para cada módulo formativo, en tutorías y en la evaluación final del aprendizaje). Fijando también, para cada especialidad formativa
de formación formal o no formal, las especificaciones de estas sesiones presenciales: número de horas de tutoría e identificación de los resultados que obligatoriamente tienen que adquirirse en ellas y duración estimada de la prueba de evaluación final;

■ La configuración de una oferta formativa de formación formal y no formal en esta modalidad;

■ El diseño e implantación de las actividades de acreditación e inscripción, así como de seguimiento de la formación impartida en teleformación, englobados en el servicio de Formacion y Cualificación para el empleo de la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo, regulada en el Real Decreto 7/2015, de 16 de enero;

■ El establecimiento de un itinerario sistematizado para la gestión administrativa de esta modalidad, soportado en una solución tecnológica desarrollada con este propósito por el Servicio Público de Empleo Estatal que, desde su génesis, permite la tramitación y gestión íntegramente electrónica de los procesos de acreditación, inscripción y seguimiento de la
formación desarrollada en teleformación. Con ella, el Servicio Público de Empleo Estatal da respuesta al mandato normativo que establece que la tramitación electrónica debe constituir la actuación habitual de las administraciones en la gestión de los procedimientos administrativos (dispuesto en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas);

■ La creación de una red de entidades de formación, públicas y privadas, que junto a sus centros, han sido habilitados para impartir la oferta formal y no formal de teleformación y, que con esta finalidad, se integran en el Registro Estatal de Entidades de Formación;

■ El impulso para articular y extender la impartición mediante teleformación de la oferta de formación formal para el empleo, que complemente la actividad que, en esta materia, las administraciones laborales financian con recursos públicos, regulando y estableciendo un
nuevo procedimiento electrónico para autorizar la impartición de formación de iniciativa privada para la obtención de certificados de profesionalidad, lo que al tiempo fortalece la colaboración público-privada que la Ley de empleo reconoce como uno de los objetivos del
Sistema Nacional de Empleo;

■ La implantación de un sistema propio y específico de seguimiento de la formación impartida mediante teleformación, que se integra con el sistema de gestión del centro de formación, se desarrolla en tiempo real y audita la formación a iniciativa de la administración, optimizando el control del proceso formativo y de sus resultados.

Nuestro propósito es difundir la importancia creciente de esta modalidad en el ámbito laboral y presentar la contribución del Servicio Público de Empleo Estatal a su diseño estratégico e impulso en el marco de la formación para el empleo integrada en el Catálogo de Especialidades Formativas, perfilando su estado actual, los logros conseguidos, sus fortalezas y sus áreas de mejora.

* Gutiérrez Ardoy, G. & Rebollo Moral, B. (2020). La teleformación al servicio de la cualificación y del empleo. En G. Ruipérez & J-C. García-Cabrero (Eds.), Libro blanco del e-Learning (pp. 11-22). Madrid: Bubok. Recuperado de http://www.librosblancos.es