Entrevista de Alberto Velázquez con el nuevo Presidente de APeL, Pedro J. Gómez, publicada en el diario ABC el 22 de septiembre de 2019:

¿Qué iniciativas y proyectos marcan la actualidad de la asociación?

Con el objetivo de afianzar el crecimiento de la teleformación y consolidar el nivel de calidad alcanzado por el sector, la Asociación de Proveedores de e learning (APeL) esta desarrollando proyectos muy interesantes, tales como la creación del libro blanco de la teleformación, el desarrollo de un distintivo de calidad, la creación de la comisión de Educación, o la coordinación de la mesa de trabajo técnica de teleformación

De entre todos los proyectos merece especial atención la Mesa de Trabajo Técnica de Teleformación, donde junto al SEPE, la FUNDAE, los agentes económicos y sociales (UGT, CCOO, CEOE), la asociación Digitales y las universidades UNED y UOC se ha creado un entorno amable donde abordar las cuestiones relativas a la teleformación desde un punto de vista técnico.

¿Cómo es la situación de España en el contexto internacional?

España se podría considerar líder en e learning, con un nivel de calidad muy alto,  debido principalmente al excelente trabajo realizado tanto por el servicio público de empleo durante el periodo en que ha gozado de las competencias en la materia, al crear un entorno legal válido en todo el territorio nacional, como por la labor desarrollada por las empresas del sector, que han incrementado considerablemente los niveles de calidad en el diseño de contenidos

¿Cómo se presenta el futuro de la teleformación?

En estos momentos el futuro de la teleformación en España depende de la agilidad de las CCAA para asumir las competencias en la materia que le fueron conferidas en Julio de 2017, por el Tribunal Constitucional

A día de hoy, ninguna CCAA ha puesto en marcha sus procesos de acreditación, más allá de una experiencia piloto que se desarrolla en Castilla La Mancha.

Especialmente llamativa es la pasividad de Andalucía en este sentido, donde la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo tiene bloqueado al sector.

El apoyo institucional sigue siendo asignatura pendiente

Por ejemplo, otro aspecto importante que determinará el futuro de la teleformación es el tratamiento discriminatorio que pueda sufrir por parte de la administración central en las convocatorias públicas de oferta.

Incomprensiblemente,  la última convocatoria de oferta promovida por el servicio público de empleo dirigida a trabajadores ocupados a nivel nacional discriminaba a la teleformación frente a la formación presencial, dotando de 10 puntos sobre 100 aquellos proyectos presentados que incluyesen un 60% de acciones formativas en formato presencial. Es un hecho paradójico difícil de entender, al tratarse de una convocatoria nacional (la teleformación ayuda a cubrir la totalidad del territorio nacional) y estar dirigida prioritariamente a trabajadores ocupados, los que han mostrado su clara preferencia por la teleformación, debido a la dificultad de compaginar horarios laborales y formación presencial.

¿Qué materias despiertan más interés en el ámbito online?  

Salvando aquellas materias cuyo aprendizaje requiere una gran dosis de habilidad o destreza manual, la teleformación cubre cada vez más sectores y ámbitos.

La limitación actual no viene dada por el interés de los alumnos, que claramente manifiestan su preferencia por la formación online frente a la presencial en la mayoría de las materias, sino porque hay algunos sectores para los que aún no hay contenidos diseñados.

En esta línea, la administración debería apoyar el diseño de contenidos en aquellas áreas que la iniciativa privada no tiene cubiertas, para que todos los sectores de actividad puedan disponer de formación online

¿Hasta qué punto se puede aprender un idioma online con garantías?

Los idiomas se pueden aprender online con total garantía. Hay que tener en cuenta que la mayoría de procesos formativos en idiomas incluyen conversaciones vía videoconferencia  con el equipo de tutores a través de la plataforma de teleformación, que sustituyen e incluso llegan a mejorar el one to one de la formación presencial.

Este hecho, unido a la calidad e interactividad de los contenidos diseñados, hacen que el aprendizaje de idiomas mediante teleformación  este aumentando de forma considerable.