Hoy en día, nos encontramos inmersos dentro de un contexto educativo que se ha visto duramente afectado por la crisis sanitaria. Muchos centros formativos han tenido que cerrar sus establecimientos y han visto canceladas todas aquellas formaciones que estaban destinadas a impartirse presencialmente. Muchos otros se encuentran trabajando arduamente para readaptarse, de manera apresurada, a modelos de formación online. Con la formación presencial en jaque, el E-learning se vuelve el único protagonista y se alza como la alternativa que permitirá salvar este año educativo.

Entre tantos aprendizajes que nos llevaremos de esta situación, debemos reconocer que se han puesto sobre la mesa las dificultades que puede acarrear trabajar exclusivamente con un modelo de formación presencial y que será preciso, de cara al futuro, diversificar los modelos de formación utilizados. Probablemente, luego de la crisis, la formación mixta se extenderá y el e-learning habrá llegado para quedarse.

En este escenario, el nuevo desafío será  asegurar las interacciones digitales, la identidad de los usuarios y evitar la suplantación, incorporando medidas de verificación de identidad en las plataformas de teleformación. Es probable que se vuelva necesario aplicar sistemas de reconocimiento biométrico que permitan la identificación de los usuarios, proporcionando máximas garantías en cuanto a la fiabilidad del sistema y al tratamiento de datos personales.

Adelantándose a la tendencia, en ADR Formación hace tiempo se encuentran trabajando sobre FACEidentity, un servicio de reconocimiento facial basado en la Inteligencia Artificial de AWS Rekognition. Esta solución permite, de un modo sencillo, registrar el perfil biométrico del usuario mediante las características faciales extraídas de una imagen captada por su webcam. Luego, durante el proceso de identificación, solicita diferentes acciones que aseguran la presencia física del usuario frente a la cámara y posteriormente, autentica o deniega su identidad. FACEidentity tiene como objetivo asegurar que quien se encuentra ante el dispositivo es quien dice ser, sin importar sus posibles cambios de apariencia (corte de pelo, barba, gafas). Este servicio puede integrarse con facilidad en distintas plataformas, pudiendo utilizarse para asegurar los accesos a plataformas de teleformación, áreas privadas, exámenes o conferencias online, entre otros espacios virtuales donde se vuelve necesario verificar la identidad de los usuarios remotos.

Aquí puedes ampliar información sobre los servicios de reconocimiento biométrico FACEidentity y KEYidentity ofrecidos por ADR Formación.