¿Qué es la certificación PMP?¿Para qué sirve? Resolvemos todas tus dudas sobre esta credencial de gestión de proyectos.[1] 

La situación laboral actual está marcada por la fuerte competencia que existe entre las empresas del mismo sector, que se traslada a los trabajadores que desean entrar a un mismo puesto de trabajo.

Por ello, hoy por hoy no es suficiente con tener un título y un máster, sino que además de la experiencia con la que cuentes para un determinado puesto, es deseable que puedas justificarlo con un documento que acredite tus conocimientos.

Ante esta perspectiva aparecen las certificaciones profesionales, que son las encargadas de probar que posees los conocimientos necesarios para un determinado puesto. En este artículo nos centraremos en la certificación PMP, una de las más importantes del mercado.

¿Qué es la certificación PMP?

Las siglas PMP hacen referencia a Project Management Professional o en español Profesional en Dirección de Proyectos. Se trata de una certificación del Instituto de la Gestión de Proyectos (PMI) que avala tus conocimientos y experiencia en este ámbito.

Dicha certificación tiene validez internacional y por lo tanto, garantiza un conocimiento en el manejo de un lenguaje, el uso de herramientas y  la utilización de procedimientos que son comunes a todo Project Manager.

¿Quién puede presentarse a la certificación?

Para que un profesional pueda presentarse al examen que le otorga la certificación PMP, ante debe cumplir una serie de requisitos indispensables, que son:

  1. Poseer un título de grado universitario, diplomatura, licenciatura o estudios superiores (máster, doctorado, etc.).
  2. Experiencia acreditada de 4.500 horas a lo largo de 3 años en administración y gestión de proyectos. En el caso de no tener título universitario, la experiencia exigida aumenta hasta las 7.500 horas en dirección durante 5 años.
  3. Realizar una formación de capacitación en Project Management con un mínimo de 35 horas.

Finalmente, y si se cumplen las condiciones anteriores, se puede presentar al examen de la certificación, que puede ser realizado en español o inglés, siendo preferible la segunda opción debido a que dará un valor añadido.

Ventajas de la certificación PMP

Una vez vistos los importantes requisitos que se deben cumplir para poder optar a la realización del examen, y debido también a la dificultad de la prueba, puede hacer que su adquisición no sea tan llamativa. Sin embargo, son muchos los beneficios que nos aporta, como por ejemplo los siguientes:

  • Reconoce habilidades en la dirección de proyectos por todo el mundo, lo que facilitará la contratación en empresas de numeroso países.
  • Facilita el acceso a mejores ofertas laborales o mejora el valor como empleado en tu actual empresa.
  • Aumento de los conocimientos relativos a la Gestión y Dirección de Proyectos.
  • Incremento en la confianza y credibilidad de tus empleadores.

En definitiva, aunque no es sencillo conseguir la certificación PMP, es uno de los mejores modos que existe para desarrollar tu carrera profesional en el ámbito de la Dirección de proyectos.

Artículo cedido por Structuralia