Desde hace varios años Aragón aboga por un modelo basado en las acciones formativas apoyadas en las tecnologías de la información y la comunicación porque se está llevando a cabo «con mucha potencia incluso en las universidades más importantes», según ha explicado el director gerente del INAEM, Jorge Escario.

Un modelo que en Aragón ofrece acciones formativas de diferentes temáticas con las que se ha conseguido un nivel de satisfacción alto. Según ha indicado Escario, las acciones de teleformación han sido valoradas con un 8,44 sobre 10. Además, es un modelo sobre el que ha señalado que «permite llegar a todo el territorio, lo que es positivo en Aragón, y que se puede hacer desde casa».

De hecho, en el 2011 el INAEM ya fue galardonado por la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL) con el Premio APeL a la Excelencia en el e-Learning por el proyecto Programa Operativo del FSE para Aragón 2007-2013 gracias al cual se formaron en TICs miles de ciudadanos en zonas rurales de Aragón.

El buen hacer del INAEM y el éxito de la teleformación en Aragón han de servir de ejemplo para otras comunidades autónomas para que la formación para el empleo en España tenga el impacto deseado en el mercado laboral, sea más transparente así como accesible para todos.