La tecnología se pone al servicio de la sociedad como la suma de las actividades que convierten los ambientes de la educación. El conocimiento científico se aplica de manera sistemática al proceso de adquisición y uso de la información, logrando la mejora de la educación en todos sus sectores.

Gracias a la tecnología, lo que cambia no es el contenido del aprendizaje si no la forma en que este es usado, la facilidad en el acceso a ese contenido y la velocidad en que se puede consultar. Por ejemplo, algo tan antiguo como el método socrático sigue siendo utilizado, pero con distintos contenidos. Se puede pasar de la pizarra a un libro multimedia, a un CD, a una página web, etc.

En los últimos tiempos, han aparecido por ejemplo términos como el e-learning que hace referencia al aprendizaje con métodos electrónicos gracias, principalmente al avance del Internet y el m-learning, que suma al concepto el uso de los dispositivos móviles. Este tipo de conceptos ya forman parte del vocabulario cotidiano de los que se meten de lleno en el uso de las nuevas tecnologías para aprender cosas nuevas, ampliar los conocimientos y sobre todo, contribuir a la evolución de la calidad de la educación basada, ante todo, en las nuevas realidades y necesidades de los interesados: los estudiantes.

Veamos algunos de los tipos de aplicación de la tecnología a la educación:

Los foros electrónicos
Forman parte de la idea de la colaboración como método de aprendizaje y han resultado ser un gran foco de atracción para los usuarios. También llamados “newsgroup”, los foros permiten la discusión entre diferentes personas sobre un tema que se plante.
El término foro nos hace recordar a las asambleas romanas y en él pueden participar todos los presentes para debatir un tema determinado. Su funcionamiento se basa en la libre expresión de opiniones bajo un clima, normalmente, informal y con pocas limitaciones. Por eso mismo, exige algunas previsiones como por ejemplo, no permitir que la discusión se aparte del tema central, respetar la objetividad en la medida de lo posible y evitar referencias personales.
Los foros tienen como beneficio que permiten llegar a conclusiones generales en base a las opiniones que se ofrecen sobre un hecho, una actividad o un problema. Hacen que los participantes incrementen su nivel de información y ayudan a desarrollar en ellos un espíritu colaborativo y de participación.
En la actualidad, los foros electrónicos se desarrollan en Internet y suelen tener un moderador que es, a su vez, el administrador de la web o por ejemplo, en la educación, el profesor de la asignatura. En el foro se pueden resolver problemas de manera colaborativa sin necesidad de presentarse físicamente a un punto de reunión y de manera asincrónica. Funcionan a la perfección en grupos de estudio y son bastante usados en aulas virtuales.

Las Universidades virtuales
Los sistemas educativos superiores pasan por una situación de cambio actualmente, esta situación se caracteriza por las nuevas formas (más flexibles que antes) de organización. En la era post industrial, surgen proyectos de educación a distancia que se basan en modelos didácticos donde la red informática y el Campus Virtual se convierten en espacios de aprendizaje e intercambio desde donde se enseña y se forma al estudiante. El modelo pedagógico de estos centros tiene algunos ejes claros que podemos nombrar:
• Materiales didácticos: Los instrumentos de estudio se distribuyen progresivamente siguiendo un orden preestablecido y se hace uso de los medios tecnológicos para ello y también para su creación. Por ejemplo, si se envía un libro en papel, se suma a este un CD con vídeos complementarios.

• El apoyo al alumno se realiza mediante el contacto personal pero remoto y para ello se crean espacios privados, en esto también interviene la tecnología, se puede contactar al profesor por medio de chats, teléfono, correos electrónicos, etc. La creación de vínculos es muy importante a pesar de la casi inexistente presencia física en la relación entre alumno y profesor. Los tutores y profesores ofrecen una atención y seguimiento personalizado.

• En el Campus Virtual, el estudiante puede interactuar con los demás estudiantes y los profesores para poder estar al día con las tareas de aprendizaje. La información se actualiza de manera adecuada y se pueden aclarar dudas en todo momento. Además, existen también salas de tutoría virtuales, espacios para poner anuncios y un acceso directo a las ofertas laborales. Algunos Campus Virtuales cuenten incluso con “bares virtuales” donde es posible compartir con otros alumnos y profesores momentos más personales. Existe una biblioteca virtual y se pone al servicio del alumno la base de datos desde el mismo campus.

• Los alumnos pueden ser muy variados a diferencia de la educación universitaria que solemos imaginar. Gracias a la tecnología pueden acceder a una universidad virtual alumnos de cualquier parte del mundo, trabajadores o no y de cualquier edad. La flexibilidad es uno de los principales valores que ha acercado la tecnología para la educación.

Los blogs
Otro de los puntos básicos en la educación actual es la colaboración, que transforma a los estudiantes en activos gestores de su proyecto de formación. Estos dejan de tener un papel de escucha pasiva y pasan a ser unos curiosos del saber. Esto se deja ver no sólo en los Campus Virtuales o en los foros, si no también en la creación de blogs.

Actualmente es fácil crear un blog, todos lo podríamos hacer de manera gratuita, pero para su mantenimiento es necesario tiempo y dedicación. Vemos como cada vez son más los jóvenes que, apasionados por un tema en particular, deciden sacar adelante un blog. Muchos estudiantes usan esta tecnología para compartir con sus compañeros datos interesantes sobre el sector de interés y la creación de estos es cada vez más solicitada por los profesores como trabajo de fin de estudios.

Otras formas de aprender gracias a Internet
Existen muchas formas más de educación gracias a la tecnología, entre las cuales nos gustaría resaltar el papel de las conocidas TED talks. Si bien nacieron en la década de los ochentas, se han ido haciendo conocidas con el pasar del tiempo. Se trata de conferencias virtuales que se graban y se comparten en la web y en Youtube para que todos las podamos consumir. 500 millones de personas han visto las charlas de TED y dado su éxito, se creó TEDx en 2009 para que organizadores independientes de todo el mundo pudieran hacer eventos de manera local con el fin de difundir ideas. TED ha llegado también a las aulas donde funcionan muy bien como disparadoras de ideas y método de crecimiento para los estudiantes bajo el lema de que todos tenemos algo interesante que contar a los demás. También las charlas en las aulas se suelen compartir en Internet.

Otro infaltable de la educación gracias a la tecnología son los cursos online de verano, que ofrecen una gran variedad de temas para aprender en un corto periodo de tiempo algo nuevo o perfeccionar los conocimientos sobre cualquier tema. Los programas de verano también son una gran ayuda para mejorar el aprendizaje de un idioma o para temas de crecimiento personal.

Artículo cedido por Educacionline