Desde 1980 que nacieron los primeros Campus Virtuales, el mundo virtual y el físico conviven y se fusionan, el aprendizaje ha evolucionado. Si tuviéramos que enumerar las ventajas del e-Learning podríamos destacar:

  • Flexibilidad y globalidad en el aprendizaje y evaluación.
  • Reducción de los tiempos de aprendizaje.
  • Aumento de la retención, según estudios experimentales, un 25% más frente al formato presencial.
  • Comodidad, compatibilidad de actividades laborales y de ocio.
  • Facilidad de acceso y de actualización inmediata de los contenidos de los cursos .
  • Formación personalizada.
  • Favorece la participación e interactividad.
  • Acompañamiento y orientación permanente.
  • Seguimiento exhaustivo del proceso de formación.
  • Reducción de costes de desplazamiento.
  • Creación de redes de capital intelectual.

Los pasos al e-Learning en estos años en España, representado por la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL), de la mano de las Entidades Privadas, las Escuelas de Negocio, Universidades, Formación Profesional del Ministerio de Educación, los Certificado de Profesionalidad del Ministerio de Empleo y su reciente aplicación a los Contratos de Formación y Aprendizaje, así como la aplicación a la formación de los funcionarios públicos pertenecientes a diferentes Ministerios de manera masiva, nos hace pensar que no es ninguna moda sino una realidad imparable que ha venido para quedarse.

Nada viene a sustituir a nada, viene a complementar lo que existe, por tanto, la formación presencial seguirá existiendo, pero las nuevas generaciones ya vienen de serie con la lección digital aprendida, los retos del e-Learning se traducen en convertirlo en i-Learning sobre estas 10 características que deberá tener esta metodología, deberá ser:

  1. Inteligente: Capaz de anticiparse a las necesidades de conocimiento y de adaptarse a nuestro grado de adquisición de conocimientos.
  2. Instruido: Con recursos educativos suficientes para no defraudar las expectativas de los alumnos y motivarles en el aprendizaje.
  3. Ilustrado: Lo más gráfico posible, que entre por la vista, para un aprendizaje más fácil ya sea de forma estáticas o en movimiento.
  4. Integrado: Coordinado todas las herramientas y recursos disponibles para el alumno, ya sea dentro de una plataforma o como unión de varias plataformas. En este aspecto habrá que seguir la pista a el Estándar Tincan API en sustitución del omnipresente SCORM.
  5. Inmediato: Los alumnos de las nuevas generaciones lo quieren ya y ahora, La sincronía es cada vez más importante.
  6. Intuitivo: El lenguaje máquina está en desuso desde hace mucho tiempo, “hace lo difícil fácil”. La idea básica es no aprender dos mundos: el virtual y el real, sino uno solo en dos formatos.
  7. Indicado: Los distintos niveles de conocimiento con los que accede el alumno al curso puede llevarnos a la conveniencia o frustración del alumno.
  8. Interactivo: Con múltiples vía de comunicación en diferentes direcciones, del alumno a otros alumnos, del profesor al alumno y viceversa.
  9. Ilocalizado: Disponible desde cualquier dispositivo en cualquier lugar y en cualquier momento 24/7, ya sea por Wifi o red de datos.
  10. Interpersonal: Que permita las relaciones con el resto de alumnos en formato comunidad, teniendo en cuenta la potencia de las redes sociales.

Y por añadir uno más, Irrefutable, en la medida en que, quien hace la formación es la persona que decía que la iba a hacer y no un sustituto, para ello existen distintas soluciones biométricas o más sencilla como por ejemplo acompañarlo de un examen presencial conviviendo las virtudes de un modelo con la del otro, en lo que se llama Blended Learning.

Los retos del presente y futuro se basarán en integrar lo que ya sabemos hasta ahora con nuevos conceptos como la integración del aprendizaje informal, la Web Semática, e-Learning adaptativo, Serious Games, Realidad Virtual, geolocalización, el aula invertida o “Flipped Classroom”, los Wearables o el Internet de las cosas.

 

Eugenio Gallego HdezVicepresidente de Formación Profesional para Empleo de APeL

Artículo publicado en el diario El Mundo el 5 de octubre de 2016