Tras las últimas noticias relacionadas con el  sector de la formación, APeL,  la Asociación de Proveedores de e-Learning reivindica el buen hacer de la gran mayoría de las empresas de formación y las múltiples ventajas de la formación on-line.

En los últimos meses, el sector de la formación profesional se ha visto afectado por noticias de estafas y malversación de fondos públicos, cuestionando el sistema público de formación profesional y haciendo responsables a empresas y organizaciones relacionadas con el mismo.

Desde APeL, se valora muy positivamente que estos hechos se investiguen hasta llegar a esclarecerlos del todo. Es importante recordar, no obstante, que se trata de casos muy aislados que están haciendo daño al “buen hacer” de la mayoría de compañías y organizaciones que se dedican a ayudar a desarrollar el país desde la vertiente de la capacitación y la formación, permitiendo una mejora de la competitividad de las empresas españolas.

A traves del Sistema de Formación Profesional para el Empleo se forman en España anualmente unas 3 millones de personas bajo un sístema de control y seguimiento exhaustivo que ha ayudado a mejorar las capacidades y competitividad de la gran mayoria de nuestros profesionales.

La modalidad e-Learning

La modalidad e-Learning se distingue por utilizar plataformas tecnológicas que posibilitan la interacción entre estudiantes y docentes, así como  un seguimiento y control exhaustivos de las actividades que realizan cada uno de los estudiantes en su proceso de aprendizaje. Toda esta información queda a disposición de todos los que intervienen en el proceso de formación: alumnos, docentes, responsables de las empresas y responsables de las entidades que gestionan los fondos públicos destinados a formación.

Desde hace años las entidades que gestionan esos fondos exigen y, por consiguiente, disponen de acceso directo a los informes que se generan en las plataformas de teleformación. Este hecho les permite conocer, en tiempo real, toda la actividad que se desarrolla en torno a los cursos, de forma que pueden comprobar su desarrollo desde el primer día hasta el último y en cada momento.

Este control que facilita la modalidad e-Learning permite, tanto a empresas como a organizaciones, llevar a cabo una gestión de la formación transparente. Así como fácil de justificar en cuanto a la inversión de fondos públicos en la mejora de los perfiles profesionales en España.

El nuestro es un sector claramente en expansión, que trabaja para llegar al nivel de implantación que ya tiene en otros países desarrollados, y que contribuye a la innovación tecnológica y pedagógica para dar mejores servicios cada día a los trabajadores y a las organizaciones de nuestro país.

El futuro

En un entorno global como el actual, en constante evolución y donde lo que hoy resulta ser la última innovación mañana puede dejar de serlo, se hace necesario más que nunca una actualización permanente de conocimientos y capacidades en nuestros profesionales.
El e-Learning se ha convertido en una modalidad formativa ideal  para empresarios y trabajadores que buscan ante todo la competitividad y la eficiencia como valor diferencial.
Desde APeL  entendemos que las posibilidades de reducir las barreras del tiempo y el espacio que permite la modalidad e-Learning resultan claves para favorecer:

  • La inversión sostenible en formación profesional
  • La conciliación de la vida profesional y personal
  • La generación de conocimiento empresarial

El futuro y la solvencia de nuestros profesionales pasa, por tanto, por garantizar  su posicionamiento en el mercado global. Mantener e incrementar la inversión pública en formación es una medida no solo necesaria, sino estratégica en tiempos de crisis.

No permitamos que casos aislados de estafa manchen el prestigio de todo el sector.