Se está hablando mucho en estos días sobre los contratos para la formación y el aprendizaje, en relación a las ayudas que el Gobierno quiere aprobar en los Presupuestos Generales del Estado.

Pero el contrato de formación en modalidad de teleformación no es algo nuevo, lleva aplicándose desde el 1 de enero de 2016. Y, a través de él, miles de jóvenes están recibiendo una formación práctica y teórica sobre una profesión.

Hoy vamos a hablar sobre las diferentes fases de tramitación del contrato para la formación y el aprendizaje, y de aquellos detalles que pueden marcar la diferencia para que nuestro contrato sea un éxito.

A continuación vemos cuáles son las 5 claves para tramitarlo adecuadamente:

El momento de realizar las entrevistas para seleccionar el trabajador es probablemente el más importante.

Es básico incluir en el perfil a seleccionar los requisitos exigidos para este contrato:

  1. El trabajador debe ser menor de 30 años. (En caso de un 33% o más de discapacidad reconocida no existe límite de edad).
  2. Comprobar que está inscrito como demandante de empleo.
  3. El trabajador no debe disponer de formación oficial relacionada con el puesto.
  4. Y el más importante de todos: el trabajador debe estar comprometido a realizar la formación del contrato y tener conocimientos suficientes para cursar una formación online.

A menudo, los reclutadores tienen en cuenta sólo los requisitos establecidos en la norma, pero incluir preguntas en la entrevista e información sobre cómo es la formación es fundamental, para seleccionar a candidatos que tengan predisposición a realizar la formación, y descartar a aquellos a los que no le interesa.

  • Indicar estos datos con precisión en la solicitud de la autorización:

Una vez seleccionado el candidato, se deberá solicitar la autorización del contrato de formación y su planificación didáctica ante los Servicios de Empleo competentes, según establece el artículo 16 del Real Decreto Ley 1529/2012, de 8 de noviembre.

Esta gestión la realiza el centro de formación, para ello, debe recabar todos los datos que solicita la plataforma online del SEPE.

El error más habitual que estamos detectando en esta fase es que la empresa no  indica con precisión la jornada, se pone un horario aleatorio, que no va a ser el real posteriormente.

Recordamos que la jornada de este contrato es siempre completa, y se dividirá en un 75% de trabajo efectivo durante el primer año y un 25% para realizar la formación. (85% + 15%, durante el segundo y tercer año de contrato).

Cuando se rellena el campo del horario, debemos tener en cuenta que, en el primer año, el trabajador trabajará 6 horas y se formará 2. La suma del horario indicado no debe superar el permitido semanalmente.

  • El horario de formación indicado debe revisarse con el trabajador:

Además, el horario para formación debería ser consensuado con el trabajador, que sea dos horas en las que se pueda conectar a su aula virtual.

En muchas ocasiones, tampoco se consulta el convenio colectivo de referencia, para tener en cuenta los periodos de vacaciones y descansos, y respetarlos al establecer el horario.

Este simple detalle es el que habitualmente hace que desde la Delegación de Empleo pidan una subsanación de la solicitud de autorización, retrasando hasta 10 días el proceso.

  • El alta del contrato debe realizarse conforme a los datos autorizados:

Una vez se haya concedido la autorización del contrato para la formación y el aprendizaje, desde la plataforma del SEPE nos remitirán el Anexo I que contiene los datos de la formación, y que debe firmarse por empresa y trabajador.

Es importante que el alta del contrato no se realice hasta que se haya obtenido la autorización, y que los datos que se indiquen en el contrato se correspondan con los que han sido autorizados por la Delegación de Empleo. Cualquier cambio posterior deberá ser notificado.

  • Remitir la documentación firmada al centro de formación:

De acuerdo con el artículo 6, de la Orden ESS/2518/2013, la empresa está obligada a comunicar en el plazo máximo de 10 días la formalización del contrato inicial y sus prórrogas ante el Servicio Público de Empleo Estatal.

Pero la empresa debe saber que también nosotros, como centro de formación, debemos enviar una copia a la Delegación de Empleo antes de dicho plazo. Por eso, es de vital importancia que recuerden remitir la documentación del contrato firmada a Grupo2000, para evitar posteriores incidencias.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad, bajo nuestra perspectiva de centro de formación, creemos que pueden ayudar a evitar incidencias y a agilizar todo el proceso.

 

 

 

Autora: Ángela Martínez Labrador.

Directora de Comunicación de Grupo2000